Disfruta de la cultura catalana

9 marzo, 2017
Disfruta de la cultura catalana

Ir de turismo a Barcelona puede ser una experiencia inolvidable, ya que hay un montón de lugares a donde ir y sorprenderte, puedes pasar el día en la playa y luego salir a cenar por restaurantes que te dejarán con la boca abierta, o puedes tomarte el día con tranquilidad y visitar librerías, galerías de arte o conciertos.

Sea cual sea tu estilo, hay un plan para ti, porque la cantidad de barrios que hay en Barcelona, y sus diferentes estilos, pueden hacer que te pases semanas para descubrir todas las experiencias que ofrece. Uno de los barrios que destaca por su ambiente cultural es el Barrio Gótico, un barrio que está junto a Las Ramblas, que merece una imprescindible visita, dado que contiene el mayor tesoro de edificios góticos de toda Europa.

Este barrio destaca por tener una actividad permanente durante todo el día. Por la mañana caminar por las calles puede ser una sorpresa por la cantidad de edificios medievales que puedes encontrar, y por la noche los bares y restaurantes sorprenderán a tu paladar. En este post os vamos a mostrar los lugares imprescindibles para visitar en el Barrio Gótico, para que puedas vivir una experiencia única que impresionará a tus amigos y familiares.

El primer lugar que visitar es la Catedral de Barcelona, denominada la “Catedral de la Sant Creu i Santa Eulàlia”, que se hubica en la “Pla de la Seu”. Esta catedral sorprende por la fachada gótica inspirada en las catedrales francesas. En el interior de esta Catedral podrás observar diferentes capillas, la cripta y unas impresionantes vistas de Barcelona, gracias a unas pasarelas que recorren el techo de la Catedral. Una actividad de los catalanes, que no te dejará indiferente, sucede los domingos por la mañana. Los catalanes se juntan enfrente de la Catedral para bailar sardanas, un baile tradicional. También es muy interesante el mercadillo de antigüedades.

Otro lugar que visitar es la “Plaça de Sant Jaume”, el nombre hace referencia una iglesia destruida a principios del siglo XIX, y actualmente es el centro político de Barcelona. Esta plaza está compuesta por una gran explanada, que alberga el Ayuntamiento de Barcelona, y el “Palau de la Generalitat”, sede del Gobierno autonómico de Cataluña. Este lugar es muy característico por albergar las competiciones de Castells durante las fiestas de la Mercé en septiembre. Si no conoces los Castells, recomiendo ir a verlos, ya que son torres humanas que en ocasiones se componen por más de quinientas personas y alcanzan alturas asombrosas.

Otra plaza que resulta imprescindible para visitar es la Plaza Real. La primera vez me sorprendió mucho, ya que se llega a través de calles pequeñas y estrechas, y cuando llegas a la Plaza Real te sorprende la gran amplitud de la misma. Esta Plaza tiene palmeras a su alrededor, y una fuente de piedra muy bonita. Esta plaza destaca por tener dos farolas diseñadas por Gaudí, y por albergar los restaurantes más caros y clásicos de Barcelona. Además, Las Ramblas se encuentran muy cerca.

Dónde descansar

En cuanto a lugares de descanso, destaca la cadena Mercer Hoteles, que se caracteriza por ubicar sus hoteles de lujo en edificios de interés cultural, patrimonial y artístico en los centros históricos, combinándolos con la excelencia de un servicio centrado en superar las expectativas de los huéspedes. Posee hoteles en Barcelona, Sevilla y próximamente en otras ciudades emblemáticas españolas.

Mercer Hotel Barcelona es un hotel digno de mención, se ubica en pleno corazón del Barrio Gótico de Barcelona, tiene dos restaurantes de gran calidad, el gastrobar Le Bouchon y el Mercer Cocktail Bar. Además, en la azotea del edificio disponen de un espacio donde disfrutar del agradable clima mediterráneo, al lado de la piscina, tomando algo, gracias al servicio de Pool Bar, y disfrutando de las preciosas vistas a los tejados históricos del Barrio Gótico. Destaca por ocupar edificios de gran valor arquitectónico que cautivarán a los huéspedes.

En conclusión, el Barrio Gótico es un barrio en el que puedes sorprenderte al girar una esquina. Tiene actividades culturales y de ocio, que unida a la oferta gastronómica, resultan un lugar al que ir para vivir experiencias inolvidables.