Memoria Visual para Aprender Vocabulario

27 enero, 2017
Memoria Visual para Aprender Vocabulario

Después de probar con muchas y distintas Academias de Idiomas empecé a pensar que esto del Inglés no era lo mío. Empezó a ser todo un problema porque tenía que aprobar sí o sí un examen para terminar la Universidad y no había manera.

Por suerte, tenía una amiga que me recomendó un Coach de Idiomas, antes de que ella me hablara de esto no sabía ni que existían este tipo de profesionales.

La principal diferencia con los profesores de Inglés a los que había ido antes es que este profesional enfocaba el método convirtiéndome a mí en la protagonista del proceso de aprendizaje. Él me ofrecía todo el material que necesitaba, me daba técnicas de aprendizaje muy efectivas y me enseñaba a manejar mi ansiedad ante el examen al que me iba a enfrentar.

Creo que de todo lo que me enseñó una de las cosas que más me gustó fue la forma en que me ayudó a aprender vocabulario nuevo con técnicas muy buenas para memorizar vocabulario.

Aún recuerdo el primer día que fui a su oficina, había alquilado una a Cacplus, un centro de negocios del Barcelona, y tan solo entrar me resultó todo muy profesional.

Al poco tiempo de explicarle mi problema me hizo sentir muy tranquila y me garantizó que conseguiríamos mi objetivo en un par de meses, y no se equivocó.

Recordar Palabras por Asociación e Imágenes

Si bien, son muchas las destrezas que hay que mejorar a la hora de hablar un idioma la parte de enriquecer mi vocabulario era una de las que más me costaban.

Lo que aprendí con este Coach es que no era tanto que no tuviera buena memoria sino más bien, que no sabía conocía una técnica mnemotécnica adecuada que me ayudara en esta tarea.

La mayoría solemos memorizar a base de repetición y esfuerzo. No se trata de renunciar a la repetición por completo, pero hay técnicas y métodos más efectivos si lo que queremos es memorizar palabras nuevas.

Las Asociaciones Libres son uno de los que mejor resultados tiene para mí. Asociar una palabra nueva con otra ya conocida para facilitar su recuerdo. No importa que la palabra no sea idéntica a la que queremos memorizar, lo más importante es la espontaneidad, ya que así es como funciona nuestra memoria. De hecho, en nuestra lengua nativa recordamos las palabras de forma espontánea.

Por lo general, las palabras más difíciles de memorizar son aquellas con las que no tenemos ningún punto en común o que, por el contrario, tienen relación con palabras de nuestra lengua nativa, pero que no tienen el mismo significado en inglés (false friends).

Y es que nuestra memoria funciona por asociación de ideas, realizando conexiones entre las neuronas para ayudarnos a recordar una palabra que aprendemos con otra que ya conocíamos.

Así que al encontrar un método que aúna la asociación con la memoria visual podemos crear una forma divertida y amena para memorizar vocabulario.

Mi coach me enseñó lo importante que es asocial lo que queremos aprender con algo divertido, una imagen emocional o a un contexto que nos sea familiar.

Esa es la forma más efectiva de que algo se nos quede, de que lo interioricemos y así lo hayamos memorizado con éxito.

También podemos descomponer una palabra para así memorizarla mejor. Una de las cosas que también hacía era usar pos tics por las paredes con las palabras nuevas.

Al final, es verdad que cada uno tiene que valorar qué técnicas le resultan más efectivas para memorizar porque hay personas con una memoria más visual que otras, si bien, por lo general es cierto que suele dar muy buenos resultados.