Workaway, una forma diferente de aprender idiomas

29 agosto, 2016
Workaway, una forma diferente de aprender idiomas

Hay dos formas de viajar desde casa, una es a través de reportajes fotográficos de otros países, lugares y culturas; y la otra es al aprender un nuevo idioma.

Siempre he tenido un espíritu aventurero, de esos que te hacen muy difícil quedarte quieta en un sitio. Al principio la fotografía y los idiomas se convirtieron en mi forma de viajar desde casa, con el tiempo fueron dando forma a lo que más adelante sería toda una profesión.

No sé qué fue primero si el huevo o la gallina, si las fotos o aprender idiomas, pero así es cómo empecé a soñar con visitar otros países y culturas, probar su gastronomía y aprender de sus gentes y sus costumbres.

Empecé a aficionarme a la fotografía ya desde que mi padre me regaló mi primera réflex con apenas 12 años. Hacia pequeños reportajes de mis viajes por Asturias, y soñaba con que algún día esa fuera mi profesión, viajar y hacer fotos por el mundo.

Tengo la enorme suerte de contar con grandes profesionales de la Fotografía sin tener que moverme de Asturias, de hecho, en la boda de mi hermana conocí el trabajo de heviafotografos, fotógrafos especializados en reportajes de boda, su trabajo es tan personal y cercano como ellos, tanto que en la misma boda acabamos siendo amigos.

Tenía mucha curiosidad por su profesión, me contaron que han cambiado muchas cosas en el mundo de la Fotografía de Bodas, Bautizos y Comuniones. Podía comprobarlo en su trabajo, una expresión llena de naturalidad y frescura que retrataba a la perfección la boda de mi hermana, la verdad es que pensaba que el trabajo de fotografiar una boda era más bien aburrido y tedioso, pero ellos me demostraron que no, que la forma de celebrar las bodas está cambiando y también la profesión de fotógrafos de este tipo de celebraciones.

También me dijeron que en el extranjero pagan muy bien por un buen reportaje de bodas, y con mi pasión por los idiomas me pareció la combinación perfecta.

Inmersión Lingüística. La mejor manera de aprender un nuevo idioma

Además, viajar es la mejor forma de aprender un nuevo idioma. Empecé a informarme y son muchas las iniciativas que permiten que, aquellos que sentimos pasión viajera, eso que en inglés se denomina Wanderlust (un gran deseo o impulso de viajar o explorar el mundo) lo tuviéramos más fácil.

Iniciativas como el Couchsurfing, para intercambiar sofás en diferentes partes del mundo o casas en el caso de Airbnb, se trata de alternativas más baratas de alojamiento que los tradicionales hoteles.

De entre todas ellas, mi opción favorita se denomina Workaway, esta es una plataforma que pone en contacto a viajeros con hostels de todo el mundo para intercambiar habilidades por alojamiento y comida.

Es un sistema ideal para aprender idiomas y conocer otros países, además puedes ayudar a proyectos muy interesantes desarrollando tus habilidades e inquietudes profesionales.

En mi caso, muchos hostels necesitaban mejorar su presencia digital con una nueva galería de fotos y videos de calidad, y así es como empecé a recorrerme medio mundo y aprender diferentes idiomas.

Me di cuenta de lo fácil que puede ser aprender un nuevo idioma de esta manera, y no dejo de recomendárselo a todos mis amigos.

Por lo de ahora, he aprendido portugués, inglés y francés, es cierto que al principio cuesta por que no entiendes nada, pero solo es al principio la mejora es progresiva y muy rápida una vez que pasan los primeros meses, y ahora voy a por el sueco.

Mi próximo destino es Estocolmo donde por primera vez puede que consiga mi primer trabajo como Fotógrafa de Bodas, para la boda de unos amigos suecos que conocí en un hostel de Burdeos.

Aunque me da a mí que el sueco va a costarme un poco más, menos mal que el de la fotografía es un lenguaje universal.