El fútbol y los idiomas

9 abril, 2018
El fútbol y los idiomas

Si hay algo que me llama la atención en el mundo del fútbol es la preparación de algunos jugadores para aprender idiomas. Me quedo impresionado con los jugadores balcánicos que en un par de meses ya hablan y entienden el español perfectamente. Luego están los casos contrarios, los de jugadores que llevan toda la vida aquí y no hablan ni una sola palabra. A continuación voy a contar unas cuantas anécdotas de futbolistas y los idiomas.

David Beckham y su castellano

¿Cuál es la mejor forma de aprender un idioma? Sin duda todo el mundo te dirá que yendo a ese país a vivir y comenzar a navegar en su cultura. ¿Por qué nunca aprendió? La solución es muy sencilla. Los mortales vamos a otros países para empaparnos de su cultura, queremos formar parte ya de ella. Sin embargo, a DB le daba lo mismo. Tenía la vida hecha y lo del idioma le daba igual. . En el caso opuesto, tenemos a Pep Guardiola, que allá donde va siempre aprende el idioma. Ocurrió en Alemania cuando era el entrenador del Bayern. A las pocas semanas de estar en Munich, el catalán ya se desenvolvía en las ruedas de prensa.

Messi y el catalán

El FC Barcelona, que está a favor del referéndum en Cataluña, tiene a Leo Messi como máxima figura. Es su mejor embajador, sin embargo, es muy curioso que el argentino, pese a estar media vida en La Masía, nunca ha hablado catalán. Sin duda un dardo para los independentistas. Quizás sea una respuesta de identidad. Es decir creemos que LM está muy significado con su Argentina natal y no quiere desprenderse de esa identidad. Algo parecido ocurre con Andrés Iniesta, que lleva muchos años en Barcelona, pero nunca se le ha escuchado ni una sola palabra en catalán.

Hristo Stoichkov y sus insultos

Stoichkov fue un jugador que no dejaba indiferente a nadie. Su vehemencia en el campo, física y verbal está siempre presente. Los años no le han hecho cambiar. Se decía de él que incluso cuando jugaba con la selección búlgara, insultaba a los rivales en español. ¿Por qué? Algo muy curioso porque los sentimientos son más complicados de expresar en un segunda idioma. Creemos que insultaba en español porque es una cuestión táctica, de poder desahogarse uno sin que el otro le entienda, y así no pueda ser sancionado. Un futbolista que no ha dudado incluso en insultar, en castellano, a la vicepresidenta del Gobierno.

Mourinho, el traductor

Otra figura en el fútbol que es odiado o amado, no tiene término miedo. Cuando sus detractores quieren meterse con él, siempre hablan de que se trataba del traductor de Boby Robson cuando estaba en el Barcelona. Lo cierto es que es cierto que hizo labores de intérprete, como he visto en tantos casos de segundos entrenadores que transmiten las ideas del primer técnico a aquellos que no las entienden, y viceversa. Pero el papel que jugó Mourinho en esa etapa va más allá, y le hizo ser quién es hoy día. Y es que Mou habla portugués, inglés, francés, español e italiano. Se le pueden criticar sus formas, pero su currículum está siempre presente.

Sergio Ramos y su inglés

Pero si alguien llama la atención ése es Sergio Ramos. Su felicitación navideña con el Real Madrid fue objeto de múltiples burlas en las redes sociales, debido al marcado acento andaluz que imprimió a la lengua de Shakespeare. ¿Te acuerdas? La verdad es que lo del de Camas es para hacer un estudio reflexivo. Mi hijo es un gran fan del jugador sevillano y solo le pido que no se parezca a él en lo intelectual. De momento lo que sí ha hecho es personalizar sus botas con su nombre. Las compramos en la web de Marian´s Sport, que tienen las mejores del mercado, y lo que ha hecho es ponerse su nombre, Mario, junto al del jugador internacional.

¿Qué te parecen estos casos de futbolistas y el idioma? La verdad es que hay muchas historias. Pero seguro que llama la atención mucho cómo otros jugadores saben castellano en dos meses, y a nosotros nos cuenta tanto. Algo que no solo pasa en fútbol, de ahí que digan que España tiene una carencia muy grande en estos aspectos.