El inglés de negocios, imprescindible en el momento en el que nos encontramos

9 mayo, 2019
El inglés de negocios, imprescindible en el momento en el que nos encontramos

Estudiar o conocer un idioma dista de ser un hobby para muchos. Aunque realmente a una gran cantidad de personas le encanta aprender idiomas, lo cierto es que para todo el mundo aprender un idioma debería clasificarse más como una necesidad o incluso una obligación. Está claro que, hoy en día, aprender esto es fundamental para el desarrollo profesional y también personal de una persona. En el caso contrario, vamos a estar obligados a enfrentarnos a un buen manojo de dificultades a lo largo de nuestra vida.

Es evidente que hay idiomas más importantes que otros a nivel profesional, aunque esta tendencia va variando en función de la influencia que tienen los países en los que se habla dicho idioma en el mundo. El inglés sigue siendo el idioma de cabecera para la mayoría de asuntos, e idiomas como el alemán, el chino o el japonés vienen ganando terreno durante los últimos años. Por eso son cada vez más las personas que están interesadas en aprender una de estas lenguas y conseguir un nivel lo más óptimo posible.

En España, el inglés es la referencia. Sin embargo, todavía tenemos mucho que mejorar en este aspecto puesto que, según los datos que manejaba un artículo del diario El Mundo publicado en enero de 2017, España era el país con peor nivel de inglés de toda la Unión Europea. Además, la noticia ofrecía otro dato que nos resultaba especialmente llamativo en sentido negativo: solo 1 de cada 10 españoles está estudiando un idioma. Si, además, el nivel es el que es… está claro que tenemos un problema.

Otro artículo, en este caso publicado en el diario El País, se preguntaba desde el mismísimo titular por qué todo el mundo quiere aprender a hablar inglés. Una de las cuestiones que lo explican es el hecho de que, como se apunta en la noticia, el inglés es el idioma de los negocios. Si quieres tener éxito en el mundo empresarial y en el profesional, está claro que debes saber inglés. Y más teniendo en cuenta que, hoy en día, las empresas y personas de diferentes países estamos más conectadas que nunca.

En la sociedad en la que vivimos ya no solo es necesario estudiar y aprender inglés. Hay que ir un poco más allá. Y, en este ámbito, el paso siguiente es el de aprender un inglés específico, el de los negocios. Resulta de tremenda utilidad tener formación en este asunto y todos lo sabemos. Solo así se explica el aumento del número de personas que está empezando a cursar algún estudio relacionado con el inglés de negocios. Es algo que nos han contado recientemente desde Inglés en Cáceres, una entidad dedicada a proporcionar este tipo de formación y experta en preparar exámenes de Cambridge en Cáceres..

Cada vez más importante

Dentro de muy poco tiempo, el inglés será hablado en mayor medida que el castellano en los negocios de las empresas de nuestro país. Esta es la situación que se vive en buena parte de los países de Europa, en los que el inglés ya ha sustituido al idioma oficial en buena parte de los asuntos diarios, entre los cuales se sitúa todo lo que tiene que ver con los negocios y el mundo empresarial en términos generales.

Y es que el poder y la importancia de los negocios es algo que cada vez es más importante en los tiempos que corren. En un mundo en el que las empresas tienen cada vez una posición más importante dentro de la sociedad, es evidente que el idioma en el que se desarrollan todo ese tipo de negocios, que es el inglés, va ganando enteros al mismo tiempo. Eso es lo que explica que cada vez más personas estén interesadas en conocer el idioma y sus aplicaciones al mundo de los negocios y la empresa.

¿Resistirá el inglés el empuje que vienen teniendo idiomas como el chino o el japonés? Está claro que estos países tienen una importancia creciente en todo lo que tiene que ver con los negocios, pero no cabe la menor duda de que derrocar al inglés parece, cuanto menos, una quimera. El idioma anglosajón seguirá gobernando el mundo en los tiempos que están por venir y eso es algo para lo que nos tenemos que preparar más pronto que tarde.