La globalización incrementa la necesidad de traducción para las empresas

22 diciembre, 2021
La globalización incrementa la necesidad de traducción para las empresas

A nadie le sorprenderá que digamos que los idiomas tienen una relevancia tremenda en lo que tiene que ver con los negocios. Es algo que se deriva de la progresiva globalización a la que hemos asistido desde hace décadas. Antes, es cierto que el inglés era un idioma que dominaba en todo el mundo. Ahora, parece que ya no solo basta con el inglés, sino que hay que apostar por más idiomas. El chino, en este sentido, ha venido ganando enteros a una velocidad endiablada y las empresas ya contemplan la posibilidad de que sus empleados cuenten con formación en este idioma.

El conocimiento de idiomas es algo que muchas veces es sinónimo de éxito en el mundo empresarial pero que, en ocasiones y por las razones que sea, no es algo para lo que todo el mundo tenga facilidad de aprendizaje. Por este motivo, debe existir un servicio de traducción que permita que exista una comunicación efectiva entre las empresas que están dispuestas a establecer una relación comercial. Ni que decir tiene que eso, tanto para las entidades que desean contratar un servicio como para aquellas que pueden proporcionarlo, es de interés.

Los dos idiomas de los que os hemos hablado son los principales en todo el mundo según lo que indica la página web de Statista. El inglés ocupa la primera posición con más de 1.300 millones de hablantes y el chino supera los 1.100 millones. Con estos datos, imaginaos la cantidad de empresas que pueden tener a personas que hablen estos idiomas y que puedan solicitar algún servicio a la nuestra. Si no conocemos ese idioma y no tenemos medios para acceder a un traductor, estaremos dejando pasar una buena oportunidad de negocio. Y no están las cosas como para tomarnos tan a la ligera ese asunto.

Y es que los idiomas constituyen algo innegociable para las empresas a día de hoy. Ya no decimos que todos los empleados de las mismas tengan que conocerlos, solo nos estamos refiriendo a que hay que tener un medio para poder acceder a una traducción si la necesitamos, porque es lógico que en cualquier momento podemos recibir un encargo de una empresa situada en un país remoto en el que se hable un idioma que nosotros no tenemos por qué controlar. Tener acceso a esa traducción es lo que de verdad nos hace falta para poder ser competitivos.

Todo el mundo valora tener la posibilidad de comunicarse con cualquier persona y empresa del mundo y la verdad es que eso es algo que solamente se puede conseguir con idiomas. Esto, dentro de un mundo como el empresarial, ha adquirido una importancia que está fuera de toda duda por parte de todo el mundo. Los profesionales de Globalia Traducciones nos han indicado que está creciendo constantemente el número de empresas que necesitan servicios de traducción jurada y que eso ha hecho de entidades como la suya tengan ahora más trabajo que nunca.

China, un país que todavía no ha descubierto sus límites 

En las últimas décadas, la mirada de los emprendedores de todo el mundo se ha dirigido especialmente a Asia porque es en esa zona del mundo donde se están generando más número de negocios y posibilidades de rentabilidad. Ni que decir tiene que países como China y Japón, especialmente el primero, disponen de un potencial económico que ha quedado sobradamente demostrado en múltiples ocasiones. Es por eso por lo que hay muchas empresas de Occidente que han tenido que hacer negocios con entidades chinas y que han necesitado buscar un medio para poder comunicarse con sus dirigentes y empleados.

Por otra parte, es de justicia reconocer que un país como lo es China todavía no ha descubierto dónde está su límite. Estamos hablando del país más poblado del mundo, lo que le convierte como la primera fuerza de trabajo de toda la Tierra. Además, es un país que también es muy grande en extensión y que puede dar cobijo a una buena cantidad de empresas e industrias sin que haya ningún tipo de problema. La verdad es que China tiene todos los elementos a su favor para convertirse en la primera potencia del mundo, algo que hay mucha gente que dice que ya es una realidad.

Todo lo que acabamos de decir deja clara una cosa: China va a seguir siendo un país en el que vayan a parar buena parte de nuestras expectativas de crecimiento como negocio. Precisamente por eso, va a seguir siendo necesario que tengamos a mano un medio para traducir documentos y conversaciones a este idioma. Dentro de pocos años, es incluso posible que sea el idioma más hablado del mundo aunque se trate de una lengua que a los europeos y americanos nos cueste mucho aprender. Habrá que empezar a acostumbrarse a ella.