Consejos para preparar oposiciones

7 abril, 2020
Consejos para preparar oposiciones

Una preparación de oposiciones no se trata de estudiar, el elegir una oposición y presentarse hace que sean necesarios una serie de pasos antes de ponerse a estudiar. Todo ello puede ser definitivo a la hora de conseguir o no la ansiada plaza en la administración.

Como dicen en Preparadores de Valladolid que en sus años formando a opositores saben un rato, si se quiere empezar con buen pie y no dar palos de ciego hay que invertir en la mejor formación. Se puede buscar un preparador, temario y demás cosas que son fundamentales cuando queremos comenzar a estudiar y que te van a facilitar las cosas.

El lugar de estudio debe ser el adecuado

El hecho de empezar a estudiar no puede comenzar hasta no tener acondicionado el sitio de estudio como es debido. Además de esto hay que dedicar el resto de la mañana a poder preparar la vuelta al estudio, donde es normal que tengas o que compres, diversos bolígrafos o rotuladores. Otra cosa importante puede ser un tablón de corcho para apuntar ciertas cosas o el planning que tengas,

Un tablón es bueno para planificar y organizar. El tener éxito en las oposiciones es una suma de planificación correcta, dosificación y la debida constancia. Hay que estar motivado, pues habrá que aguantar muchos sacrificios, donde el esfuerzo es algo que se supone. Aunque el estudio es el que hará que apruebes la oposición, la motivación es vital.

Muchas veces el tablón lo que hace es ser una inmejorable guía para la preparación de las oposiciones. Ese sitio en el que poder felicitarse por los éxitos en nuestra preparación y recibir el castigo por los errores.

Lo mejor es hacer dos listas que vamos a colgar en él. La primera tendrá una letra pequeña, donde aparezcan nuestros puntos débiles y deficiencias, donde al lado de cada uno de los puntos vamos a escribir en letra grande y preferentemente negrita los castigos.

El caer en flaquezas hará que caigamos en autocastigos, por ejemplo una hora más de estudio aquel día, o no poder pasar de tema hasta un determinado día. Todo cabe, hasta estudiar el típico sábado por la mañana, algo que antes o después tendremos que hacer.

No hay que olvidar que el castigo tiene que tener equilibrio respecto a la infracción que se cometa. En la otra lista, como es lógico, aparecerán las conductas buenas que tienen que reforzarse y sus respectivos premios.

Tanto los premios como los castigos pueden ser de lo más variado, incluso no hace falta que tengan relación alguna con el estudio de las oposiciones.

En este ya famoso tablón se puede aprovechar para colgar la planificación donde vengan las fechas en las que haya que ir superando los distintos temas, simulacros de exámenes y las fechas en las que repasemos.

Tenemos que ser conscientes del papel de liderazgo que vamos a tener y apretarnos los machos para lograr la meta que nos hemos propuesto.

Hay que ser conscientes que cuando se quiere estudiar oposiciones, debemos tomarlas como si se unas oposiciones se trataran. No es que se trate de que pasemos a ser monjes de clausura, pues si así lo hacemos en medio año o algo más nos habremos saturado de estudio, el rendimiento bajará y las tentaciones de abandono aparecerán.

Ten claro que por muchas horas que estudies, esto no equivaldrá a un rendimiento mayor.

Hay que empezar a preparar las oposiciones estudiando media jornada, del orden de unas cuatro horas que puede soportarlas todo el mundo y metiendo algún descanso. Seguro que te preguntas la razón de tan poco tiempo, pues simplemente para ir marcando poco a poco el ritmo. Si el primer día echamos 8 horas duras, quizá se nos quiten las ganas de volver al día siguiente.

Cuando hayan pasado unos tres meses, podemos ir aumentando la duración progresivamente, hasta que sobre el medio año ya seamos capaz de estudiar las ocho horas, en una jornada que irá de lunes a viernes.

Los fines de semana se reservarán para las clásicas horas extras, cuando se vaya aproximando la fecha de la oposición. Los que trabajan mientras se prepara la oposición van a pensar qué tiempo le echarán, pues es algo que va a depender de tus horarios y de lo que puedas.

Los opositores saben que los repasos en las épocas finales suelen ser bastante duros, pues hay que repasar bastantes horas e incluso fines de semana por completos, ya que los exámenes están bastante cerca.

La preparación de oposiciones es como una maratón, donde lo importante es la resistencia, no vale el ser muy veloz, hay que ser constante y estar muy preparados.