El inglés sigue siendo la asignatura pendiente en España

20 abril, 2016
El inglés sigue siendo la asignatura pendiente en España

Desgraciadamente seguimos teniendo grandes problemas para que nuestros jóvenes salgan del instituto con un buen nivel de inglés. De hecho, que hace unos años se implantara la obligatoriedad de que cualquier estudiante de universidad tuviera que contar con un B1 de inglés para acabar la carrera es un hándicap para muchos porque no tienen ni el nivel, ni la base, para conseguir ese ansiado título.

Muchos afirman que el problema reside en que el nivel de nuestros profesores es bajo pero otros creemos que la base del problema radica en nuestro sistema de educación, sin más.

Hay cientos de jóvenes que año tras año se quedan a las puertas del grado universitario al que quieren acceder porque su nota en el examen de inglés de selectividad es muy inferior al del resto de exámenes y esto hace que su media baje notablemente. En estos casos, lo mejor es acudir en busca de ayuda en cuanto veamos que el joven flaquea en alguna de las asignaturas de las que ha de examinarse. En esta academia de selectividad en Sevilla preparan a los alumnos en todas y cada una de las materias con el fin de que obtengan la nota media necesitada para meter la cabeza en el grado que quieren y aunque el trabajo lo hacen los estudiantes y deben ser ellos los que pongan el interés, la ayuda incalculable que ofrece Pupilos (la academia) es valorada por padres, profesores y alumnos por igual.

Sin embargo, para dar un poco de luz en este negro abismo, también hemos de reconocer que se están haciendo algunos avances en la enseñanza con respecto a este idioma ya que, parece ser, que por fin el ministerio de educación busca el Bilingüismo en las aulas como una mejora de calidad educativa. En esta idea los pioneros son los colegios de Castilla La Mancha pero ya está proyectado implantar la idea en todo el país.

En el colegio vallisoletano Fray Luis de León los alumnos de segundo de primaria imparten clase de Ciencias Naturales en inglés y fue el año pasado cuando salió de este centro la primera promoción cuya formación ha estado vinculada al modelo de bilingüismo. Según los profesores, el balance ha sido totalmente positivo porque han conseguido que sus alumnos salieran del colegio con un nivel de inglés más que aceptable para su edad.

cosmolisdwdew2dreducida

Se necesita tiempo

Para desarrollar las herramientas que permitan esta evaluación, la Consejería está contando con el asesoramiento de las universidades de Valladolid y Salamanca. Este año tienen previsto evaluar Primaria y ya en 2017, Secundaria. La idea es traducir ese «examen» en un informe que dará lugar a una serie de conclusiones y a continuación, elaborar un documento donde se recojan posibles mejoras.

Respecto a estas últimas, una de las medidas que ya está encima de la mesa es la posibilidad de exigir un mayor nivel de inglés a los docentes que imparten asignaturas dentro de las secciones bilingües. Ahora mismo se les requiere tener acreditado un nivel intermedio alto (B2), así que de prosperar esta propuesta pasarían a necesitar el avanzado (conocido como C1 dentro del sistema de acreditación europea). «Es una medida que podría llevarse a cabo solamente si implica la existencia de un tiempo transitorio de adaptación. Evidentemente, cuanto más nivel de idioma tenga el profesor, mejor dará sus clases y mejor transmitirá los conocimientos a sus alumnos», coinciden desde la Universidad de Valladolid, la directora académica del Centro de Idiomas, Nieves Mendizábal, y la jefa de estudios, Marta Sordo. A su juicio, junto a la mejor formación de profesores -no sólo del idioma, sino de la asignatura que imparten en lengua extranjera-, otra de las «claves» sería contar con la presencia de asesores nativos en las aulas de estos centros bilingües.